La Matrix

La Matrix es todo lo que nos rodea. Donde nos desarrollamos y vivimos. Donde nos desenvolvemos y existimos. Una estructura compleja, bien diseñada y organizada. La representación alegórica del sistema al cual todos pertenecemos: La Sociedad. Ésta, se encuentra  en su totalidad formada por un conjunto de elementos físicos, éticos, morales, políticos, económicos, culturales, religiosos e ideológicos. Una diversidad de elementos que le dan forma y vida a esa enorme maquinaria llamada civilización. Con el paso de los tiempos, el ser humano se desarrolló y logro expandirse por el mundo. Con ayuda de la ciencia y la razón, el hombre alcanzó su máximo apogeo: La modernidad. Hasta el sol de hoy, el hombre ha desarrollado nuevos métodos y técnicas para incrementar la eficacia y alargar la vida de la colosal máquina civilizadora.

El mundo ha quedado en deuda con la ciencia. Pero, ahora la ciencia tiembla, ya que ahora se enfrenta ante su propia hija: La tecnología. Los avances y descubrimientos van a pasos agigantados y acelerados, impulsados ahora, en gran parte, por las inversiones de gran capital,  porque vivimos en un mundo regido por el dinero. El desarrollo y la innovación se encuentran atados a un sistema de mercado, compra y venta, placeres y moda. Consumismo y control de masas. El concepto de progreso, que inicialmente era la búsqueda de la perfección humana,  fue reducido a la búsqueda de una vida hedonista. Un modus vivendi basado en confort, menor esfuerzo, espectáculo, derroche, satisfacción inmediata y lujos instantáneos.

La Matrix, o sociedad, establecen un conglomerado de consensos y condiciones para vivir. De estados y comportamientos establecidos que toda persona debe seguir para ser aceptado y mantener, por decirlo de alguna manera, el orden natural de la sociedad. El hombre masa, en su papel predilecto de alienado es incapaz de cuestionar su entorno, y vive de alguna forma esclavizado. Atado a parámetros sociales, políticos, económicos, éticos y morales. El hombre masa, auspiciado por la insana sumisión a la tecnología, se convierte progresivamente en un engranaje, una simple batería de reemplazo dentro de este enorme sistema. Una sociedad que se hace cada día más dependiente de la tecnología a medida que va dejando de ser pensante, indudablemente se encamina hacia su propia destrucción.

En la película de los hermanos Wachosky, la metáfora es amplia y precisa. Una distopía que habla de un mundo dominado por una tecnocracia tiránica. Las maquinas tienen el control del mundo, y mantienen recluso al hombre dentro de una realidad simulada. Una realidad donde el hombre ignora que vive una ficción creada a punta de comandos y programación. Dentro de esta trama cinematográfica aparecen tres personajes importantes que forman parte de la resistencia dentro de la Matrix. Comenzando por el personaje Neo, que puede ser la alegoría de cualquiera de nosotros. Aquel ser que cuestiona su realidad, critica fuertemente su entorno, mira el mañana con cierto escepticismo y alimenta esa semilla de inconformidad, bien se le puede denominar “el elegido”. Morfeo representa el sueño, lo ideal. La verdad que trasciende por encima de la realidad y la ficción. Trinity, representa el amor, la incondicional, la capaz de despertar la llama  del corazón de aquellos hombres que andan en busca de la verdad.

Alexander Urrieta

0061

* * *

El Espejo

Zoocialismo

Utopismo y Pesimismo

Anuncios

Publicado por

@ElPerezosito

Otro inconforme caraqueño que se rebusca en las redes sociales para destacarse sobre el resto de los animales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s