Despedida en la casa de Libra

Tenía que cometer semejante acto. Era la única forma de ayudarla, de la peor manera, de la mejor manera. El detonante para acabar todo lo que se quiso pero que nunca se empezó. Sin fecha de despedida, ni una mínima certeza de reencuentro. Así me tengo que ir, sin molestas explicaciones, así me resulte inevitable pensar en ella como algo que se terminó, un curioso cuento que se acabó. Porque ahora le escribo a la nada. Un adiós al vacío. Una carta de defunción. La indirecta que jamás llegará a la boca. La única alternativa para perpetuarme en su recuerdo. Porque lo nuestro siempre fue una cuestión de palabras, pura fantasía textual, nada más que eso. Porque no volveré a buscarla ni en los versos de un cadáver. La convertiré en una fábula, y la esconderé entre las páginas de un libro de poemarios, para siempre. La pondré en ese asunto pendiente que con el tiempo iré olvidando. Con recelo se quedará en una que otra página escrita, bajo su alias Anónima. La voy a conservar en una interpretación zodiacal, cargada de ego pero también de miedos, de predicciones e incertidumbres, de estados de ánimo, de expectativas amorosas y laborales; esperanzas de vida, por sueños no cumplidos todavía. No me extrañará la nostalgia por aquellos juegos de preguntas, con el súcubo que me hacía delirar mientras me hablada al oído. Una atracción formada de ideas, moldeada con la lengua, cada quien con su particular talento y acento, creando oraciones adecuadas siempre para el momento. Se quedará como el libro que nunca terminaré de leer. La historia que me quedaré con ganas de conocer. Por ausente la quise tanto. Por ser corrosivo a partir de hoy asumo todo, y le digo adiós porque hasta luego sería mentirnos a los dos. La deseo encontrando refugio y calma en sus metas y estrellas. Como admirador secreto le mandaré agradecimientos subrepticios. La voy a pensar en gustos encontrados y jamás lo sabrá. Le dejaré de escribir con el pasar de los años y jamás lo sabrá. Será mi anécdota insólita, exclusiva y curiosa, que relataré con confianza entre botellas y comentarios prohibidos y nunca, jamás, lo sabrá.

Alexander Urrieta

IMG-20140602-WA0000

 

Entre una cosa y la otra

Anónimas 

Versos de quizá

Al Sur

Anuncios

Publicado por

@ElPerezosito

Otro inconforme caraqueño que se rebusca en las redes sociales para destacarse sobre el resto de los animales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s