La sumisión irracional

El fanatismo, es una enfermedad mental, no declarada oficialmente, pero sí bastante diagnosticada y latente en nuestro ignaro pueblo caribeño. En Venezuela, es tonto, de mala educación, o mejor dicho, imprudente, establecer con fanáticos debates sobre quien tiene la razón en lo que respecta el tema de la política. Más que un intercambio de ideas, es una pelea verbal, donde el reprochar mutuo, tiene más sentido que analizar y pensar; una disputa, que viene de la mano de un par de cínicos, diferenciados uno del otro, por su simpatía desquiciada-obsesiva hacia un bando unicolor. Ambos, discrepan en todo, pero tanto el chavista perorata como el patético opositor, coinciden en una sola cosa: padecen de irremediable ceguera, una ceguera tan grave y tan dañina, que les hace creer que saben el precio de todo. Pero, para su desgracia, no conocen el valor de absolutamente nada. En otras palabras, unos pobres idiotas.

El venezolano, ante una falta de disciplina y pensamiento, opta por la sumisión irracional al líder personalista de turno. No es la primera vez en nuestra historia que tropezamos con  la misma piedra de la idolatría. No es una situación de asombro para nadie. Los pueblos que no conocen su historia, están rotundamente condenados a repetir los mismos errores del pasado. Desde el profeta Bolívar, hasta el caudillo ignorante encorbatado, pareciera, que el culto a los líderes se ha metido cándida y descaradamente en nuestra manera de forjar y dirigir un estado. Cómo si esa fuese nuestra única alternativa de salvación el poner toda una complicada carga llamada nación, en los hombros de un sólo hombre…que al ponerse su respectivo atuendo, se hace llamar pueblo.

La sumisión irracional, es uno de los tantos síntomas que padece el hombre mediocre que reside en el Caribe, respaldado por una idiosincrasia mal sazonada  y el inminente paso de los años. Los venezolanos, tanto los de tendencia chavista como los de tendencia opositora, han engendrado en su imaginario, una absurda dependencia hacia los líderes políticos de turno. La confusión de términos, el gen adulador y la ignorancia, parece que han sido los únicos legados que se han mantenido intactos en el transcurrir de las generaciones de nuestra historia. El confundir “mandatario-presidente”, con “libertador-salvador”  y el ignorar  que la credulidad y la idiotez no distingue bando ni color – he aquí su talón de Aquiles – el venezolano es incapaz de tomar las riendas de su propio destino de forma razonable y colectiva  y opta siempre, por arrimarse de manera insana a la sombra autoritaria que mejor lo tape, o mejor dicho,  lo ciegue completamente, y lo desvíe de la incómoda y molesta idea de tener que encarar verdades amargas. Al venezolano le aterra asumir realidades dolorosas.

El problema de nosotros los venezolanos no son nuestros políticos, sino nosotros mismos. Los  venezolanos, vamos errantes por la línea del tiempo, esperando entre los laureles de la dejadez y la pereza intelectual, al siguiente soberano mesiánico que solucione todo nuestros problemas. Los venezolanos, endiosan tanto a un hombre, que llegan a creer que la labor o el trabajo propiciado por éste, amerita una obligada adoración y gratitud, convirtiendo al pueblo en una masa aduladora, ciega y enferma, que vive con la idea, de que el progreso, revolución (o como quieran llamarle), está en manos de un sólo abanderado. El fanatismo es nuestra piedra en el zapato y nuestro dilema existencial.  El fanatismo, es el endémico y craso error de nuestro pasado, presente y (espero no atinar en lo correcto), nuestro esperanzado futuro.

Max-Ernst-10

Alexander Urrieta – 11 de agosto de 2013

Anuncios

Publicado por

@ElPerezosito

Otro inconforme caraqueño que se rebusca en las redes sociales para destacarse sobre el resto de los animales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s